La especialización del mercado farmacéutico portugués

Debido a la situación de crisis que hemos estado viviendo en Europa, Portugal ha puesto en marcha diferentes medidas para intentar solventar este problema que han implicado a los profesionales farmacéuticos y las autoridades sanitarias. Según palabras del doctor Helder Mota Filipe, vocal del Consejo Directivo de la Autoridade Nacional do Medicamento e dos Productos da Saúde, INFARMED, el objetivo es garantizar la prescripción de tratamientos menos costosos, aumentar el acceso a medicamentos sin marca registrada y potenciar los servicios farmacéuticos y de productos complementarios a los medicamentos.Doctor Helder Mota Filipe, vocal del Consejo Directivo de INFARMED

Afirma que "Actualmente, estamos viviendo un incremento importante de productos relacionados con la cosmética, la perfumería y los suplementos alimenticios. Se trata de un negocio a explotar que puede traer grandes beneficios al negocio y al mismo tiempo contribuir con la solvencia de  las farmacias".

Para poder llevar a cabo todas estas medidas, un factor importante que se tiene en cuenta en el sector farmacéutico portugués es la formación de los profesionales. Esta función le corresponde a las entidades sanitarias y a las instituciones universitarias así como a los laboratorios y a los organismos colegiales. Desempeñan un papel importante los colegios farmacéuticos ofreciendo un gran plan de formación en todas las especialidades. Así todos los farmacéuticos deben estar inscritos en algún COF, denominados  Ordem dos Farmacéuticos

La función de INFARMED es actuar como una entidad en la industria farmacéutica que controla la dispensación de los medicamentos así como los productos relacionados con la cosmética y la higiene corporal. Aunque la venta de fármacos es el pilar del mercado del sector farmacéutico en Portugal, la venta de los productos denominados complementarios a los medicamentos tradicionales ha aumentado de forma espectacular obligando a los profesionales a una especilización y formación contínua y a la creación de nuevas leyes para garantizar la regulación del sector.INFARMED Autoridad Nacional del Medicamento y productos para la salud

El sector farmacéutico portugués está formado por casi 3.000 oficinas y puestos de farmacia dependientes del Estado. Los patrones de las farmacias portuguesas son muy similares a las españolas. Entre las diferencias entre ambos mercados destaca el hecho de que en Portugal las farmacias no tienen porque ser propiedad exclusiva de los farmacéuticos aunque si la dirección técnica. Pueden tener en propiedad no más de cuatro establecimientos. El doctor Helder destaca que cada farmacia se compone de, al  menos, dos farmacéuticos, un director técnico y un farmacéutico sustituto. Aunque pueden tener más farmacéuticos siempre y cuando se cumplan los requisitos mínimos.

Como próximos objetivos están el mantenimiento de los niveles de calidad y el control de los medicamentos, el incremento del acceso al medicamento, la óptima atención sanitaria y la consiguiente preparación de los farmacéuticos en las nuevas especialidades y la ampliación de las funciones de la farmacia con la participación en los programas de la salud pública integrados en SNS. Serían el programa del cambio de jeringas y la dispensación de terapia antirretróvica.

 

 

 

La especialización del mercado farmacéutico portugués